[LNURadio] “Largo plazo” por el Lic. Diego Manusovich

No sólo somos un país bendecido por la fertilidad de su suelo, también somos una nación con un sistema educativo y sanitario vasto y gratuito. Tenemos agua en nuestro subsuelo y un aire razonablemente puro. El mundo sabe de nuestro potencial y nos tienta a que lo alimentemos. Soja para los cerdos y carne para los humanos, pero ese vendaval de ventajas naturales atenta contra el coste de nuestra propia alimentación.

Por supuesto que los criadores y frigoríficos van a preferir siempre vender al exterior para ganar más, pero entre todos debemos organizar esa energía para que no se pierda y a su vez, podamos consumir los propios argentinos proteína animal a precio razonable.

¿Es muy difícil ser “el granero del mundo” y a su vez comer y desarrollarnos con dignidad? ¿Es imposible aprovechar la suerte de haber tenido campos fértiles para alimentar al planeta y a su vez consolidar nuestra industria y nuestro aparato manufacturero?

¿No hay economista, financista, sociólogo o le que sea, capaz de inventar alguna ecuación razonable que promueva las dos cosas? Los que estudiamos historia argentina sabemos que la voracidad económica tumbó gobiernos y asesinó gente en aquellos momentos en que se “sevaron” sus apetitos, pero por otro lado, no podemos estar metidos en un péndulo que nunca se acaba. Que exportaciones sí, que exportaciones no. Que si subfacturan, que si subpesan, que si triangulan con el Paraguay, que si nos dejan los cortes populares 100 pesos más baratos…

¿Será mucho pedir una política social que privilegie el desarrollo y la justicia social de todas las partes con cierta armonía? ¿Nadie encontró una fórmula que cuide todos los frentes con previsibilidad y equidad histórica?

Sabemos que la restricción de dólares hace que nuestra balanza de pagos sea frágil. Sumado a la deuda y fuga del macrismo, esta realidad se volvió sofocante y oprimente. Entonces, con más razón, ¿no hay chances de un acuerdo profundo y de larguísimo plazo para que todo el mundo pueda mirar más allá del invierno?

Hablo de disfrutar las bondades de nuestro inmenso suelo, pero también, hablo de caminar entre todos hacia un desarrollo inclusivo que termine con décadas y décadas de pobreza estructural en la Argentina.

Seguimos pensando.-

 

Compartí en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

[CUCH a Domicilio] Nuevos talleres de oralidad y filosofía gratuitos

jue Jun 3 , 2021
No sólo somos un país bendecido por la fertilidad de su suelo, también somos una nación con un sistema educativo y sanitario vasto y gratuito. Tenemos agua en nuestro subsuelo y un aire razonablemente puro. El mundo sabe de nuestro potencial y nos tienta a que lo alimentemos. Soja para […]