[Foro de Políticas Culturales] Dr. Adrián Vila: La experiencia de las ediciones cartoneras colectivas en Chivilcoy

En diálogo con #LNURadio, el Secretario de Cultura de la Municipalidad de Chivilcoy, compartió su participación en los FOROS DE POLÍTICAS CULTURALES – espacio propuesto por  la Provincia de Buenos Aires para la reflexión y el diálogo entre diversos actores de las artes, la cultura y las políticas culturales En el Día Internacional de los Museos, exponiendo la experiencia de las EDICIONES CARTONERAS, en una de las mesas llevadas a cabo de modo virtual en la jornada de ayer.-

 

Foro de Políticas Culturales. El porvenir de los museos de arte. Las  nuevas utopías

 

Museos, espacios en construcción, regiones, links. La experiencia de las ediciones cartoneras colectivas en Chivilcoy.

Dr. Adrián Vila (secretario de Cultura y Educación de la Municipalidad de Chivilcoy)

 

Desde que asumimos en 2015 la gestión de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Chivilcoy, el fenómeno de las ediciones cartoneras colectivas que impulsamos se transformó en uno de los ejes más importantes de la acción estatal en el campo cultural.

 

Y, como centro de la estrategia de política cultural, se reconsideró al Museo de Artes Plásticas Pompeo Boggio y al Complejo Histórico Adelina Dematti de Alaye como un proyecto editorial, como proyecto educativo, como proyecto de extensión, como centros culturales. (Mencionar tiendas)

Es decir: museos de criterio amplio: en/desde ellos convergen desde una Editorial Municipal (que presentó 29 libros desde 12/2015), la Fotogalería 22 (hace 31 años que funciona como una Sección permanente del Museo Pompeo Boggio), hasta muestras de todas las artes y lecturas de libros y poesía y obras de teatro.

Importa la capacidad que tiene el museo y la capacidad de transferencia del mismo.

Hace unos años se habló mucho del “giro poscolonial” en el arte.

 

  1. A) ¿Qué son las editoriales cartoneras (EC)?

 

El fenómeno de las EC fue iniciado por Eloísa Cartonera en Argentina en 2001.

Washington Cucurto y los artistas visuales Javier Barilaro y Fernanda Laguna empezaron a confeccionar libros artísticos empleando cartón desechado.

Con la incorporación de algunos cartoneros al equipo de producción, se creó la cooperativa Eloísa Cartonera. Esta, poco a poco, se fue constituyendo en un faro de atracción para escritores latinoamericanos que donaron sus obras para la construcción de un catálogo que se componía de relatos breves, cuentos sueltos, poemarios, novelas, textos de vanguardia, literatura infantil.

 

Así, las EC se constituyen en plataformas de distribución cultural que reelaboran las formas tradicionales de edición en soporte impreso:

– Sus proveedores son, por un lado, algunos de los miles de trabajadores que colectan papeles y cartones en las bolsas y artefactos de recolección de basura de las ciudades

– Los títulos editados son donados por los autores.

– Algunas publican a desconocidos y noveles autores de las periferias

– Con un trabajo de arte y diseños artesanal (las cubiertas son coloreadas a mano a acuarela y témpera, acrílico, o utilizando otras técnicas como collage, etc.).

– Sin cadenas de distribución tradicional propias

– Como las posibilidades de encuadernación presentan una limitación, por lo general se editan cuentos, novelas cortas, ensayos cortos y poesía.

– Las tiradas, generalmente, no superan los 100 ejemplares

 

  1. B) Nuestras ediciones:

 

La edición, tópicos de la edición, trato con los autores, criterios poéticos, géneros literarios, está a cargo de la Editorial Municipal de Chivilcoy.

 

Las ediciones se realizan, mayoritariamente, en el marco del Día de los DDHH (24 de marzo, temáticas ligadas a derechos humanos) y tienen como centro al Museo de Artes Plásticas.

 

1) Primero, convocamos a poetas y escritores a realizar textos (poesía, cuentos, pequeños ensayos) ligados al tema de los DDHH (o a eventos relacionados con la historia local). Talleres literarios: colaboran 6 talleres literarios más la filial local de la SADE. [Tomemos en cuenta que las ediciones cartoneras amplían el acceso a la publicación de autores y formas poéticas, en el marco de  un mercado editorial restringido]

 

2) Compramos el cartón a los cartoneros que lo recogen de los desechos de los hogares y empresas.

 

3) E imprimimos los interiores (el costo de una tirada de 1000 ejemplares es de $6000).

 

4) Realizamos el corte de cartón en la Secretaría de Cultura de la Municipalidad (tapas).

 

5) Luego, convocamos a artistas a que pinten 50-100 tapas.

 

6) Y convocamos a profesores  a trabajar en clases escolares con sus alumnos el tema elegido.

 

7) Convocamos a un gran evento a los profesores y alumnos de todos los niveles educativos (y a padres y vecinos y a los cadetes que están estudiando para policía, y a los bomberos voluntarios, clubes, distintas entidades civiles, etc.) a pintar las tapas en el Museo Pompeo Boggio (el promedio va de 600 a 1000 personas).

 

8) También se convocan a agrupaciones de artistas (DelOesteArt, Encuentro x las Artes, etc.).

 

9) Convocamos a grupos de teatro para que realicen intervenciones teatrales en el marco de la jornada. Los grupos teatrales locales han realizado versiones de la Carta de Walsh a la Junta, Manifiesto, hablo por mi diferencia de Pedro Lemebel o versiones sobre Sarmiento y la historia local o lecturas, como “Cadáveres” de Néstor Perlongher. En un campo cultural que cuenta, como característica destacada, con una tradición teatral centenaria. Chivilcoy es la Capital Provincial del Teatro (proyecto del diputado Fabio Britos) por  el reconocimiento a la decena de compañías teatrales independientes que se mantienen activas (y a la tradición nacida en 1886, con el nacimiento del drama criollo, Juan Moreira de Eduardo Gutiérrez por parte de la Compañía de José Podestá en un predio de la ciudad). Demás está decir que el Chivilcoy Teatrero es un evento central en la cultura local.

 

10) También a músicos y proyectamos algunos cortos de cine. Se hicieron recitales de rock, milonga surera, folklóricos, de música tropical, y han actuado los coro local e Infantil.

 

Cine documental en la edición cartonera Cortometrajes: La miseria planificada. Texto: La Carta Abierta de un escritor a la Junta Militar, Rodolfo Walsh. Idea: Marcelo Iconomidis/ Martín Román. Voz: Diego Capusotto. [Fue estreno nacional]

 

11) Una vez que están pintadas las tapas, las dejamos secar y al otro día, empezamos con el personal de la Secretaría a pegar las tapas.

 

12) A la semana distribuimos los libros realizados en colegios y bibliotecas de la región (las tiradas son de 700 a 1000 ejemplares)

 

13) También vendemos ejemplares en librerías. El dinero recaudado paga el cartón a los cartoneros.

 

14) Todos los textos se digitalizan y están disponibles en formato abierto (en *pdf) en las páginas de la Municipalidad de Chivilcoy y de la Secretaría de Cultura y Educación

 

15) Las últimas dos ediciones, también, se constituyeron en muestras de artes plásticas y fotografía.

 

16) Las muestras resultantes también se digitalizan.

 

17) Todos los contenidos se suben a las redes sociales del Municipio y de la Secretaría. Sobre todo: Facebook e Instagram.

 

  1. C) Hoja de ruta

 

Realizamos (desde marzo de 2016) 5 ediciones cartoneras colectivas relacionadas con la Memoria, la Verdad, la Justicia y una edición relacionada con la historia local.

83 voces de Chivilcoy; 22 relatos de Chivilcoy; Todo está guardado en la memoria; Relatos por la Memoria, la Verdad y la Justicia; 30 x mil; Mi corazón sabe que no hay olvido ni ruptura. Participaron más de 110 escritores. Y más de 30 artistas plásticos y fotógrafos.

 

Desde la primera Antología poética cartonera 83 Poetas de Chivilcoy que incluye a 83 escritores de todas las edades que representan el diverso mundo de la poesía local, expresando así que el criterio de construcción de la Antología: incorporar la mayor cantidad posible de voces poéticas del Chivilcoy actual.

Poéticas canónicas, eruditas, subalternas, periféricas, solitarias, colectivas;  en las formas poéticas del tango, del rock, de la murga, de la milonga surera; en castellano, en aymara, en italiano, en francés, en euskera, en guaraní, en lunfardo; en las voces de las calles y en las voces de las aulas, en las voces de la ciudad y en la voz de los campos.

Publicación en el marco conmemorativo del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. Fecha: 03/2016.

 

Pasando por las dos antologías que incorporan fotografía, dibujo, pintura, además de textos.

Antología narrativa cartonera. Todo está guardado en la memoria

Incluye textos infantiles de tres autores locales de vasta trayectoria en nuestra ciudad más las obras artísticas de diversos artistas plásticos también locales.

Participaron: Martha “Geve” Cleci, Elena Garritani, Daniel Casas Salicone, Fabrizia Braga Navarro, Marcelo Mosqueira, Luca Cabral y Daniel Muchiut.

Publicación en el marco conmemorativo del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.  Fecha: 03/2018.

 

Antología cartonera Mi corazón sabe que no hay olvido ni ruptura

Incluye 25 obras de artistas plásticos y fotógrafos locales y veinticinco textos –de género indistinto- que surgen a partir de esas obras de autores de nuestra ciudad.

Publicación en el marco conmemorativo del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. Fecha: 03/2019.

 

Estas dos últimas ediciones cartoneras se convierten en muestras itinerantes de literatura, fotografía y artes plásticas: es como que el museo “sale”. Hemos diseñado muestras itinerantes que trasforman a estas ediciones en muestras de artes plásticas acompañadas por textos, y eso es el factor novedoso de la forma que estamos trabajando porque nos permite ir a los colegios donde exhibimos con caballetes de artes plásticas a tamaño de 1,20 metro cada ilustración y cada texto, que permite la lectura desde lejos y la contemplación y el análisis académico y pedagógico de los textos e ilustraciones que acompañan a nuestras cartoneras.

 

Y algunas de ellas se tornaron, también, en acciones de docencia artística: talleres de edición cartonera con Washington Cucurto.

 

Y también salen salen de viaje: “O Universo dos Livros Cartoneros”. Gaudêncio Gaudério y Vento Norte Cartonero. En Madrid, Vigo, Porto Alegre,

 

  1. D) Algunas características a destacar

 

Son ediciones colectivas realizadas desde el Estado municipal

La organización es de la Secretaría de Cultura y Educación de un municipio en un Museo de Artes Plásticas.

La edición, trato con los autores, criterios poéticos, géneros literarios, está a cargo de la Editorial Municipal de Chivilcoy.

Con la participación masiva de alumnos de todos los niveles escolares: jardín de infantes, primaria, secundaria, terciaria, formación profesional, universitaria.

Tanto de colegios públicos como de gestión privada.

Con escritores pintando tapas con alumnos y docentes.

Con participación de Jefatura Distrital de Educación y de inspectores de la rama artística de la educación local.

Con participación de profesores, personal y autoridades de las nueve carreras de profesorado que se dictan en la ciudad, incluido el Profesorado en Artes Visuales y el Conservatorio de Música.

Y de todas las localidades del partido de Chivilcoy.

La Empresa Municipal de Transporte colabora con la edición cartonera: los alumnos y docentes de las localidades de campaña llegan en sus buses.

Las delegaciones de las localidades de campaña trabajan en la movilización y organización la participación de alumnos y vecinos de las mismas.

También participan funcionarios, concejales, sindicalistas y consejeros escolares.

 

  1. E) Las ediciones cartoneras se constituyen en:

Jornadas por la memoria

Foros de discusión

Encuentros de historiadores locales

Instrumentos educativos para todos los niveles

Encuentros de escritores

Encuentros de artistas plásticos

Encuentros de fotógrafos

Encuentros de representantes de diferentes artes

Generadores de contenidos literarios

Instrumentos para la publicación de formas poéticas disímiles.

Generadores de contenidos de artes plásticas

Eventos de arte dramático

Recitales de música de todos los géneros

Muestras de arte plástica y literatura

Generadoras de productos culturales

Peñas folklóricas

 

  1. F) Concluyendo

Esta mesa es una mesa sobre los museos de artes y el futuro. Las ediciones cartoneras funcionan como hipervínculos que ligan a casi todo el campo cultural local.

Tanto el Museo de Artes Plásticas como el Complejo Histórico funcionan como espacios posibles. Irit Rogoff decía en “El giro”, que  el mundo del arte se convirtió en el lugar de la charla exhaustiva…”. Y se preguntaba: “¿… le hemos dado algún valor a lo que realmente se está diciendo? O, ¿hemos privilegiado la unión de gente en un espacio y hemos esperado que de ésta surgieran formatos y sustancias?”.

 

Hace un par de años nos visitó Paloma Celis-Carvajal, en ese momento, directora de la sección de ediciones cartoneras de la Biblioteca de la U. Wisconsin, hoy es curadora de contenidos latinoamericanos de la NY Public Library y decíamos que las ediciones cartoneras funcionan como “anomalías” en el sistema editorial. Esa “anomalía” puesta en museos también funciona como el disparador de una nueva “normalidad”. Decía que tanto Museo de Artes Plásticas como el Complejo Histórico funcionan como espacios posibles: son lugares para escuchar el “valor” de lo que se está diciendo.

 

Y también, como espacios donde surgen formatos y sustancias: la experiencia de un espectáculo de músicos de folklore, que habitan en medio del campo, frente a centenas de chicos de los colegios primarios y secundarios, frente a público tradicional de peñas folklóricas, mientras pintan tapas y perciben obras teatrales de las compañías locales, nos permiten aseverar que los museos de arte (e historia local) no han terminado todavía su misión como recursos críticos.

 

¡Si recién ahora, empiezan a ser “tomados” por sectores sociales que no accedían a esos lugares! Lo que Stuart Hall llamaba “los márgenes ingresando en la representación”.

 

Cuando hablo de márgenes, también hablamos del ingreso a los museos de géneros híbridos, bastardos, de formas de la cultura que están ahí afuera, como lo objetual (artesanías, platería criolla, soguería gaucha), mapping (el año pasado hicimos una performance en homenaje a los 100 años del nacimiento de HGO), las disciplinas divulgativas de las ciencias duras (astronomía, hemos realizado hasta muestras fotográficas sobre la llegada del hombre a la luna, o sobre el vuelo de Gagarin es decir, asimismo, el ingreso del Parque Cielos del Sur y su planificación al Museo de Artes).

 

Es decir: sus voces, sus textualidades en la literatura, sus imaginarios en las tapas de las ediciones, sus textos y pinturas y dibujos y fotografías en las muestras resultantes.

 

Y, también, la “salida” de los museos al territorio: las ediciones se convierten en muestras itinerantes que recorren las salas de las escuelas, las aulas, las salas de los edificios públicos, los clubes de las localidades de campaña, los centros de integración comunitaria.

 

Stuart Hall en ese gran artículo que es un interrogante, “¿Cuándo fue lo postcolonial? Pensar al límite”. Definía, también la cultura como “experiencia distintiva y única, con frecuencia peculiar, de un grupo social”. Las ediciones cartoneras colectivas, puestas en un Museo, son vectores para la creación de esa experiencia. Además de que amplían el acceso a los recursos simbólicos disponibles y en gestación a amplias franjas de la sociedad (sobre todo: niños, personas mayores,  habitantes de los barrios periféricos y de las localidades de campaña).

 

De las ediciones cartoneras se obtiene un recurso de integración de gran parte de lo disponible en el campo (además de reforzar las ideas de belleza, de poéticas, de tradición, de ruptura, de vanguardia, de experimentación, de ampliación de las voces que circulan). Y constituyen a los museos en espacios posibles.

 

Insisto en tres ideas: los museos como links (como centros de una nueva capacidad), los museos como lugares de proyección de políticas culturales “al territorio”, y, finalmente, “los márgenes ingresando en la representación”.

 

 

Compartí en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *